Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2016

Una pequeña victoria: No más tedéum

Debo admitir que ni sabía que esto estaba en proceso, pero la noticia es bienvenida: el Consejo de Estado ha suspendido la ejecución del decreto 770 de 1982, por el cual se celebraba con carácter oficial una acción de gracias al dios católico cada 20 de julio. El motivo de la suspensión es que Colombia es por constitución un país plural y cualquier gesto del Estado hacia una religión es necesariamente excluyente hacia todas las demás.

El texto de la decisión es hermoso:
"se advierte de manera preliminar desconocimiento de los principios de Estado laico, pluralismo religioso, deber de neutralidad e igualdad de todas las confesiones ante la ley, sin que se vislumbre que el trato preferencial a la Iglesia Católica aparezca justificado en los criterios a que se han hecho alusión.” Son pasos chiquitos, pero vamos progresando.

Otro muro

Porque la humanidad no aprende, el gobierno británico ha decidido que la solución a la acumulación de refugiados en Calais es... construir un muro. De concreto resbaladizo por fuera, para que la gente no se pueda subir, pero cubierto con plantitas por dentro, para que no se vea feo.

El miedo a los inmigrantes no tiene fundamento. En el fondo está la suposición de que con ellos la sociedad británica va a estar menos segura, pero esa idea es falsa, falsa, falsa, falsa, falsa, falsa y falsa.

Veamos los hechos reales: en el Reino Unido apenas nacen cada año 12 bebés por cada mil habitantes. Es el país número 160 en el mundo por tasa de natalidad. La fertilidad esperada por cada mujer no llega a los 2 partos. Es obvio que la solución a los problemas del Reino Unido no es rechazar gente.

Pero mejor que yo lo dijeron los Pet Shop Boys en 2009:
Hago una pared.
¡Qué linda es!
No es para que no entres;
es para no salir.