Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2017

Tragicomedia en imágenes

Tanto Obama como Trump son muy conscientes del poder que tiene su imagen y son expertos en utilizarla. En sus discursos presidenciales, Obama procuró representar el papel del tipo que sabe de lo que está hablando; Trump representa el papel del tipo que logra que las cosas se hagan.

Pero ni siquiera personajes públicos tan acostumbrados al manejo de masas están en control de su imagen todo el tiempo.



Esos momentos en que los poderosos bajan la guardia son oro para la prensa. Con frecuencia el desencadenante es otra personalidad igualmente fuerte.


A veces estos hombres fuertes sacan a relucir un lado poco visto en personalidades más contenidas.


Y tradicionalmente hemos podido ver el verdadero carácter de un hombre por el respeto con que trata a las mujeres.


Incluso cuando ambos hombres provocan desacuerdos, se advierten diferencias de matiz.


Está claro cuál de los dos inspira respeto.


Y está claro a quién no pueden soportar.

Tenemos que hablar de Patty

El Chavo y Quico se dieron puños durante toda la década de los 70, la misma época en que Tom y Jerry tuvieron que dejar de lanzarse bombas y el Correcaminos estaba haciendo televisión educativa. Si los vecinos de un barrio latinoamericano de verdad se trataran unos a otros como el elenco de El Chavo del Ocho, la policía tendría que pedir refuerzos todos los días. Por supuesto, El Chavo del Ocho nunca intentó ser realista, aunque tuvo éxito en fingir que lo era: todos nos vimos retratados en la vecindad, porque, al igual que Cantinflas, nos daba una mirada con microscopio a las tensiones de clase propias de la vida en el Tercer Mundo. Ninguna comedia en televisión latinoamericana tuvo un alcance similar (hasta que llegó Betty la Fea, una fábula feminista cuya moraleja fallida fue expresada mejor en Shrek).

El Chavo del Ocho fue fruto de un clima cultural que ya no existe. Ningún productor de la actualidad se arriesgaría a poner su firma en una comedia que toma la pobreza extrema, la or…

¿Cómo no se confunden?

Hoy aprendí que:
En eslovaco, Eslovaquia se llama Slovensko y Eslovenia se llama Slovinsko.En esloveno, Eslovenia se llama Slovenija y Eslovaquia se llama Slovaška.En eslovaco, el eslovaco se llama Slovenčina y el esloveno se llama Slovinčina.En esloveno, el esloveno se llama Slovenščina y el eslovaco se llama Slovaščina. Y todo eso sin meterme con los idiomas extintos eslavón y eslovincio.
Letonia se llama Latvija, tanto en letón como en lituano.Lituania se llama Lietuva, tanto en lituano como en letón.En letón, el letón se llama Latviešu y el lituano se llama Lietuviešu.En lituano, el lituano se llama Lietuvių y el letón se llama Latvių. Y no me metí con el latgalio, que es pariente de esos dos.

¿Vamos bien hasta aquí? Pues miren:
En casubio, Letonia se llama Łotewskô y Lituania se llama Lëtewskô.En estonio, Letonia se llama Läti y Lituania se llama Leedu.En esperanto, Letonia se llama Latvio y Lituania se llama Litovio.En frisón oriental, Letonia se llama Lätlound y Lituania se llama