Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2016

Parte del mundo

No hace falta repetir los titulares de todos los periódicos en todos los idiomas que están celebrando con nosotros el fin de la guerra.

España enviará un equipo de "medio centenar de observadores" para verificar el cumplimiento de los acuerdos de paz. A la ceremonia de firma del cese al fuego asistirán, además, Ban Ki-moon, Michelle Bachelet, Nicolás Maduro, Raúl Castro y el canciller de Noruega. Estarán también el presidente de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad de la ONU, los presidentes de República Dominicana y El Salvador y delegados diplomáticos de Estados Unidos y la Unión Europea. Irá el presidente de México y por supuesto el presidente de Costa Rica. Pepe Mujica nos envió felicitaciones.

Se siente bonito. El mundo entero quiere llegar a la fiesta. No estamos solos. Somos parte del mundo.

¿Será que ahora sí?

Las partes negociadoras en La Habana acaban de anunciar que hoy es #ElÚltimoDíadelaGuerra. Mañana Santos viajará a Cuba para encargarse de las formalidades y se espera que la firma del acuerdo final coincida con el 20 de julio.

Yo llevo toda la vida preguntándome si alguna vez iba a ver los titulares de noticias que estoy viendo. Siempre parecía que este país tenía alguna vergüenza para dar trabajo a los guionistas de películas gringas. Cuando no era el M19, entonces el problema del país era Pablo Escobar, y cuando no era Pablo Escobar, entonces eran los dineros calientes. Siempre había algo. Siempre teníamos excusa para resignarnos a que este país no avanzara.

Y entonces llega Santos (quien después de haber dirigido el bombardeo al campamento de alias Raúl Reyes en territorio ecuatoriano era honestamente la última persona de quien yo esperaba una disposición para la paz) y sale con que se acaba la guerra. Ya, ya no más.

Reconozco que existen personas con más derecho a alegrarse que y…

Otra vez sobre drogas

Mi amigo David, que escribe el blog De Avanzada, leyó mi nota de hace unos días sobre política de drogas y creyó que yo estaba a favor de mantener la prohibición. Volví a leer mi propia nota para ver qué podía haber sido malinterpretado y creo que debo aclarar lo que quería decir. Mi nota no estaba tratando de defender la prohibición de las drogas, sino advertir sobre el poco alcance que puede tener una política de rehabilitación que dependa de la buena disposición del adicto. Yo apoyo la despenalización, pero ella sola no es suficiente.

Todo el que haya prestado atención a las noticias durante los últimos treinta años sabe que la guerra contra las drogas ha sido un gasto absurdo de recursos y de vidas. Entonces, sí: debemos terminar esa guerra, pero admitiendo que perdimos.

Habéis oído que David dijo:
"hay personas a quienes lo único que les interesa en la vida es dejarse llevar por sus impulsos. Cada persona tiene prioridades y gustos diferentes en la vida, y pretender que no…

Hay que ver cuánto nos gusta castigar

Vivimos empujados por pánicos moralistas. Hace pocos años el tema era buscar la cadena perpetua por delitos contra los niños; hoy el populismo punitivo ha tomado la causa de castigar con más dureza a quienes agreden a las mujeres. La Ley 1761 de 2015 creó el delito de feminicidio definiendo un conjunto nuevo de circunstancias agravantes del homicidio (haciendo un resumen muy burdo: cuando es precedido de un patrón continuo de agresión, opresión, amenazas, abuso de poder o secuestro). Esta ley fue demandada porque al leerla con cuidado se advierte que no define con suficiente claridad la categoría de feminicidio (y con eso yo concuerdo), pero la Corte Constitucional avaló la ley y extendió su aplicabilidad a víctimas transgénero (y con eso yo concuerdo).

Considerando la clase de país que tenemos, la Ley 1761 parece buena idea. Pero tiene micos: más adelante el texto duplica la pena por lesiones personales cuando el delito sea atribuible a misoginia (una circunstancia difíc…

Drogas vs. libertad

Hace unos días Álvaro Uribe estaba dando un discurso en el Colegio Mayor Alférez Real de Cali y dijo que el uso recreativo de drogas es contrario a la libertad humana porque anula la voluntad.

Quienes me conocen saben que soy (a) partidario de la autonomía individual y (b) antiuribista certificado, pero le voy a tener que regalar un reloj parado al señor Uribe. Y sé que después de escribir esto me va a tocar lavarme las manos con lejía, pero debo reconocerlo: en este tema específico, en esta ocasión particular, Álvaro Uribe tiene toda la razón.

Paciencia. La cosa va así:

Los argumentos usuales para promover la despenalización de las sustancias psicoactivas proceden del bando libertario, que se opone a que el Estado le evite a la gente recibir las consecuencias de sus decisiones. Hasta yo admito que en un mundo ideal, donde cada persona razona de modo impecable y nunca se deja llevar por impulsos que contradicen su propio interés, la responsabilidad individual sería suprema e interferi…

La ignorancia mata, #2

Esta sección encontró tema para continuar antes de lo que me esperaba: un informe de la doctora Claudia Margarita Cortés revela que las mujeres wayuu rechazan las campañas de prevención y vacunación del cáncer cervical por motivos puramente culturales.

No sé ustedes, pero si un rasgo de mi cultura está amenazando mi vida, digamos, por ejemplo, cuando la devoción a un equipo de fútbol desemboca en peleas a cuchillo, yo digo que la cultura tiene que ceder. Incluso admitiendo que los indígenas de toda América necesitan protección especial para no desaparecer ni disolverse bajo la locomotora occidental, no hay excusa para dejarse morir (o hacerse matar) por puro orgullo.

La ignorancia mata, #1

Quería comenzar esta sección desde hacía varias semanas, pero los episodios de estupidez nacional se sucedieron con tanta rapidez que yo siempre terminaba cambiando el tema planeado para inaugurarla. Finalmente, esta semana la estupidez alcanzó masa crítica y no tuve más remedio que soltarla toda:
El mes pasado, representantes de mujeres que han padecido efectos secundarios de la vacuna contra el VPH pidieron ante la Corte Constitucional que su aplicación se suspenda. Por centésima vez: el pánico sobre las vacunas no se justifica. Obviamente los efectos secundarios de cualquier tratamiento son lamentables, pero en epidemiología la última palabra la tienen los números. El cáncer cervical mata a 270.000 mujeres al año en todo el mundo; ante esa cifra, los reportes de efectos secundarios son minúsculos. Ningún tratamiento está 100% libre de riesgos, y la razón por la cual la OMS sigue promoviendo esta vacuna es que los beneficios superan abrumadoramente los riesgos.Se propuso en el Congre…

Un charlatán menos

Finalmente la Superintendencia de Sociedades ordenó la liquidación de los laboratorios Jorge Hané, que ya había sido multada en febrero de este año por la Superintendencia de Industria y Comercio por publicidad fraudulenta.

Jorge Hané se dedicó durante años a sacarle dinero a la dismorfofobia de nuestra época vendiendo la promesa del cuerpo perfecto.

¿Qué contenían sus productos?
Hiedra común, que en la vida real solo sirve como expectorante.Centella asiática, que es popular en recetas ayurvédicas pero no en la medicina de verdad.Cafeína, que sí parece elevar el metabolismo basal (ver aquí, aquí y aquí), pero el texto promocional alega abiertamente que "actúa eliminando la grasa localizada". Una visita rápida a la página del Invima confirma que en Colombia el único uso aprobado para la cafeína en medicamentos es como aditivo en analgésicos y antifebriles. Jorge Hané describe sus productos recurriendo a las vaguedades de siempre ("facilitan el drenaje de líquidos y toxi…

La Constitución que quieran

Después de que la bancada uribista fue derrotada en su último intento por archivar el acto legislativo para la paz, proceso en el cual acusaron al Gobierno de haber comprado votos en el Congreso (¿de dónde habrán sacado esa idea?), Santos celebró en un discurso televisado y todos pudimos respirar un poquito más tranquilos. Ahora sabemos que el resultado de los diálogos está legalmente protegido. Las partes pueden terminar lo que tengan que hacer en La Habana sin miedo a más tropiezos.

De inmediato Su Excelencia Reverendísima Alejandro Ordóñez protestó contra el acto legislativo en una carta que envió al Congreso, donde se quejó de vicios de trámite que según él hacen nulo todo el proceso. Su queja final, que hay que estudiar a fondo, es que los negociadores de la guerrilla tienen ahora todo el margen de maniobra para hacer la Constitución que quieran.

Mastiquemos por un momento ese argumento, porque parece sólido, pero solo a primera vista. Miremos, por ejemplo, el artículo 2 del acto…