Ir al contenido principal

Entradas

Descripción

De qué se trata este blog

La materialización de un país más maduro sigue siendo la esperanza que anima a este blog.

Originalmente lo creé durante la negociación del gobierno de Juan Manuel Santos con las FARC, que desembocó en el sorpresivo rechazo de los votantes.

Aún podría uno sentirse inclinado a creer que Colombia no tiene más horizonte que intentar medianamente sobrevivir. Así ha sido por demasiado tiempo: la vida se nos convirtió en una fusión enfermiza de resignación con oportunismo. La permanente amenaza del colapso como nación nos condicionó a aceptar que las cosas queden hechas a medias y que las relaciones sociales se decidan por quién logra aprovecharse de quién.

Algún día, que hoy no podemos imaginar, cuando la guerra deje de ser el tema que nos define, empezaremos a enfrentarnos a problemas de verdad, en los que deberíamos haber estado trabajando desde el principio pero nunca pudimos: cómo salir del subdesarrollo, cómo crear una presencia en el mundo, cómo aprovechar responsablemente nu…
Entradas recientes

Otra vez con el cuento de la cadena perpetua

Hace dos años publiqué un comentario sobre uno de los pasatiempos preferidos de los colombianos: darles a nuestros presos el peor trato posible. La conclusión, que la vida nos recuerda cada vez que salimos a la calle, es que somos un país de mentalidad vengativa. Y en esa época todavía no habíamos visto la bilis que se regó alrededor de las negociaciones de paz. Por supuesto, el revanchismo es un universal humano, pero en Colombia lo volvimos plato típico.
Y como la venganza mueve a las masas, es un recurso ideal para el que quiere congraciarse con ellas. Ahora estamos viviendo el más reciente retorno del eterno caballito de batalla del populismo punitivo, el viento que hincha las banderas del pánico moral, la última en nuestra larga cadena de iniciativas torpes: la cadena perpetua para violadores y asesinos de menores de edad. Es una propuesta pésima que no va a solucionar absolutamente nada y solo va a conseguir hacer más bulto, tanto en los tribunales penales como en las latas de …

La opinión servil

El ejemplo más claro de lo que es un idiota útil se encuentra en la sección de blogs de TeleSur. Nunca deja de pasmarme la dedicación con que decenas de personas altísimamente educadas insisten en seguir haciéndole el juego a un gobierno indefendible. Miren algunas de las hojas de vida que desfilan por esa página:
Adalberto Santana. Doctor en Estudios Latinoamericanos e investigador titular del Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe de la UNAM.Alfredo Serrano. Doctor en Economía de la Universidad Autónoma de Barcelona, con Posdoctorado en Economía de la Universidad Laval (Canadá). Director del Centro Estratégico Latinoamericano Geopolítico. Profesor universitario.Atilio Borón. Sociólogo y Magister en Ciencias Políticas. PhD en Ciencia Política de la Universidad de Harvard.Fernando Abad. Licenciado en Ciencias de la Comunicación, Máster en Filosofía Política y Doctor en Filosofía. Especialista en Filosofía de la Imagen, Filosofía de la Comunicación, Crítica de la Cul…

Examen posmórtem de Colombia Humana

Tenía cosas guardadas por decir, que no dije durante la campaña presidencial para que nadie me pudiera acusar de perjudicar la causa, y ya que la causa se perdió, aquí están.

La campaña de 2018 fue odiosa y poblada de ridiculeces. De un lado de Facebook, vi a mis amigos publicar extensos lamentos elegíacos apelando a los poetas griegos y citando al Señor de los Anillos para suplicarnos a los verdes que nos uniéramos a votar por Petro. El problema con esa clase de argumento es que las acusaciones de tragedia y de fascismo tienen un peso simbólico enorme, que es irresponsable derrochar. Lo único que se gana llamando a todo fascismo es que el significado se diluye y la palabra se vuelve inútil. No es lo mismo llamar fascista a Uribe (que es redundante) y llamar fascista a Duque (que está por verse). Si uno se dedica a malgastar la palabra fascismo cada vez que habla un godo, queda uno desarmado cuando se encuentre con un fascismo de veras. Salir a decir que la elección entre Petro y Duqu…

La confusión de la naranjada

En la edición en inglés de Cien Años de Soledad, una frase del capítulo 4 está mal traducida: "le ofrecieron naranjada con galletitas" aparece como: "they offered her orange marmalade and crackers". El traductor, Gregory Rabassa, no sabía que la naranjada es otra forma de llamar al jugo de naranja, y pensó en cambio que era un tipo de mermelada. Este tipo de error es casi inofensivo (aunque cualquiera que haya vivido en el calor de la costa notaría de inmediato el carácter sospechoso de no ofrecerle jugo a un invitado), pero en otros casos una mala traducción puede destrozar el efecto de la literatura.

Por alguna misteriosa razón, la Divina Comedia ha sido traducida al español más de treinta veces. Para ahorrar tiempo, mi indicador de la calidad de una versión de la Divina Comedia es el Canto Tercero del Infierno. El texto de Ángel Crespo, que al parecer ganó un premio de traducción, hace un trabajo más bien mediocre en este fragmento:
Por mí se va a la ciudad doli…

Se puso difícil boicotear

En los años 80 el mundo se puso de acuerdo para no darle dinero a Suráfrica. Y la presión tuvo éxito: el sistema del apartheid terminó siendo insostenible. No solo se demostró que las sanciones económicas funcionan, sino que el mundo es capaz de ponerse de acuerdo para una causa moral.

Pero ahora es muy difícil que podamos volver a hacerlo. Si nos tomáramos en serio lo de usar la billetera como mecanismo de presión moral, el mundo entero tendría que dejar de comerciar con China hasta que abandone la dictadura, libere a los presos políticos, acepte las fronteras marítimas que están reconocidas, abandone esa pretensión de adoctrinar a los uygures y deje en paz a Taiwán y Tíbet. Son muchísimas exigencias y el mundo ya depende demasiado del comercio chino. No va a suceder.

¿Hay otros blancos alcanzables? Quizás podríamos intentar sancionar a los países que no admiten el matrimonio homosexual. Pero a fecha de hoy eso implicaría que solo 25 países estarían en plan de boicotear a los otros 1…

Los nicaragüenses están huyendo a San Andrés

A mediados de abril, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, anunció que la sostenibilidad del sistema de seguridad social requería un aumento en las contribuciones de los trabajadores y la creación de un impuesto a las pensiones. De inmediato los nicaragüenses se manifestaron contra la propuesta, y aunque el gobierno la retiró, las protestas han escalado en intensidad a un grado tal que el mandato de Ortega podría acabar este mismo año.

El descontento no es nuevo: el sistema de pensiones ha sido motivo de protestas masivas desde 2013. Pero el intento de reforma fiscal de 2018 fue el detonante final para una población que está harta del gobierno perpetuo de Ortega. Llama la atención que un presidente que alguna vez se llamó socialista haya propuesto un paquete de reformas recomendadas por el Fondo Monetario Internacional, que la izquierda latinoamericana ha tomado tradicionalmente como chivo expiatorio para todos nuestros males. La verdad es que Ortega está más preocupado por su pr…

Asimov contra Orwell

En 1981, Isaac Asimov, primero de su nombre, Protector del Imperio Galáctico, Rey de la Fundación, Padre de Robots y Acaparador de Hugos, publicó una compilación de varios de sus ensayos, reseñas y columnas de revista en un librito delicioso titulado Asimov on Science Fiction. De esa colección me impresionó especialmente su reseña de 1984, por razones personales: me aburren las distopías, incluso las poquísimas que cumplen una función cultural necesaria, y aun así, leyendo las opiniones de Asimov me di cuenta de que hasta entonces había tenido el mismo punto ciego que tienen todos sobre 1984. En general las distopías son un género perezosísimo, pero por alguna razón todos le damos un cheque en blanco a 1984 y no notamos los serios problemas de composición que tiene. El veredicto de Asimov, que ahora comparto, es que 1984 quizás funciona como roman à clef política, pero no como ciencia-ficción. Mejor que yo lo explica el Maestro de Maestros:
La gran contribución de Orwell a la tecnolog…

El ocaso de mis ídolos

En 2015, cuando Pixar lanzó Inside Out, surgieron inmediatamente comparaciones con una comedia de los años 80: Herman's Head. Aunque todos los personajes eran adultos (Herman es corrector en una editorial, con una enciclopedia ambulante por jefe y una femme fatale por compañera de trabajo), el concepto era muy parecido: los sucesos de cada capítulo son comentados por las fuerzas que habitan la mente de Herman. Estos son Genio (su intelecto), Ángel (su lado emotivo), Cobarde (su miedo) y Animal (sus bajas pasiones). La serie estuvo tan bien hecha que durante las semanas que rodearon el lanzamiento de Inside Out me dediqué a devorar capítulos en maratón. Un premio extra para el televidente es que también actúan Yeardley Smith (quizá la recuerden como la voz de Lisa Simpson) y Hank Azaria (quizá lo recuerden como la voz de medio Springfield).

Viendo que la serie tenía un reparto de tanto pedigrí, me dediqué a averiguar las vidas del resto de los actores. ¿Recuerdan la femme fatale qu…

¿Cuántos ministerios necesita uno?

El candidato presidencial Humberto de la Calle quiere crear un Ministerio de la Mujer, una propuesta que sin falta se oye cada vez que hay campaña. Uno preferiría algo de agenda más amplia y más potente, como un Ministerio de Minorías o un Ministerio de Igualdad, pero hay que trabajar con lo que hay. A Samper lo obsesionó crear el de Cultura y dio batalla con ese ministerio hasta que se lo dieron. Yo lo fusionaría con Educación, pero yo no soy presidente. Y no por querer fusionar admitiré que me empaquen en la misma bolsa ese fusionador obsesivo que fue Uribe.

Las principales innovaciones de Uribe en el manejo de ministerios fueron dos: el Ministerio de la Adición Innecesaria del Artículo Definido en los Nombres de Ministerios (durante la época de Uribe, cada vez que oía a un reportero hablar del Ministro de la Protección Social me daban ganas de aplastar el radio) y, por supuesto, el Ministerio de la Elaboración de Nombres de Ministerios Demasiado Largos y Fatigosos de Decir. En ese …

Composición patas arriba

En medio de una larguísima defensa de la correcta escritura, el primer capítulo de la primera Ortografía de la RAE, publicada en 1741, advierte:
Todos reprehendieran al pintor que, retratando un cuerpo, puſiera invertidamente á un lado un brazo, á otro ſeparado la mano, en una parte la cabeza, y en otras divididas las demás partes del cuerpo: este no fuera retrato parecido; ſino deſtrozo verdadero. Pero precisamente en la misma España, 170 años más tarde, el maestro de destrozar cuerpos Pablo Picasso pintaría cuadros tan desafiantes como El Poeta:


Me habría encantado poner a Picasso a leer esa primera Ortografía, nada más para oír su reacción. Pero es posible que ya la conociera, y hubiera decidido desafiar a la RAE. Los dos primeros estilos de cubismo que exploró Picasso fueron el analítico, que descompone los objetos en las formas básicas de que están hechos; y el sintético, que crea composiciones nuevas a partir de esas formas. En el mismo capítulo, la RAE prosigue: Para conocer eſ…