Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2017

La ignorancia mata, #9

Luego de que el huracán Harvey dejó inundadas varias ciudades de Texas, la Ministra de Relaciones Internacionales de Quebec, Christine St-Pierre, llamó al Secretario de Estado de Texas, Rolando Pablos, para ofrecer personal de rescate y suministros humanitarios.

¿Qué respondió el texano? No, gracias. En lugar de enviarnos expertos, cobijas e implementos de higiene, más bien recen por nosotros.

Este tipo espera que el mismo dios que no impidió el huracán les resuelva ahora la crisis en que quedaron. Con un proceder tan autodestructivo uno normalmente llamaría para que hicieran una intervención psiquiátrica. El problema es que no solo este hombre va a padecer: por su decisión van a sufrir miles de texanos.

El abogado maldito

En el departamento de Caldas dos sacerdotes católicos fueron condenados por abuso sexual a menores, y además la Arquidiócesis de Manizales fue condenada a pagar una indemnización a las víctimas. Enojadísimo por el cobro, el Arzobispo envió cartas al abogado de las víctimas y a los jueces de ambos casos, maldiciéndolos por el terrible atrevimiento de quitarle dinero a la Iglesia.

Por supuesto, al Arzobispo le importan un pepino los niños violados. Lo que sí le duele es que le toquen su fortuna. Eso no sorprende. Pero hay otras implicaciones que deben tenerse presentes.

El argumento que intentan usar esas cartas es que la institución no puede ser castigada por los actos de un solo miembro. (Recuerden eso la próxima vez que ese tipo intente explicar por qué la humanidad entera carga los pecados del primer hombre.) Hay dos problemas con el argumento del Arzobispo:
Los sacerdotes condenados estaban obrando como representantes públicos de esa institución y aprovecharon su elevada posición de…