Ir al contenido principal

Cómo castigar malos líderes

Después de haber obtenido el año pasado (¡por fin!) la mayoría parlamentaria, la oposición venezolana empezó hoy a recolectar firmas para convocar a un referendo que aspira a retirar a Nicolás Maduro de la presidencia. Va a ser un camino horrendamente difícil, pues el chavismo todavía controla las cortes y es de esperar que ponga estorbos a cada paso del proceso. Pero anticipando esas medidas, la oposición ya anunció que usará simultáneamente todas las vías constitucionales para el cambio de régimen. Buena suerte.

Menos horrible se ve la situación en Brasil, donde, a pesar de los continuos insultos mutuos y las protestas en las calles y el vulgar oportunismo que se le nota al vicepresidente y la increíble hipocresía de que el juicio contra la presidenta por corrupción lo esté llevando a cabo un congreso lleno de corruptos, todo el proceso se está llevando a cabo en paz, según los procedimientos legítimos. Por decencia Rousseff debería haber renunciado hace rato, pero el hecho de que sea posible discutir abiertamente la destitución de un jefe de estado sin que se desmorone el país ya es una excelente señal de madurez política.

Mientras tanto, en Colombia...

En Colombia acaban de ver a Samuel Moreno andando por la calle sin esposas.


Comentarios

  1. A propósito ¿que piensas de "la estampida" que se hizo el 9 de junio pasado para revocar a Peñalosa?

    ResponderEliminar
  2. Desconfío de las marchas. En Colombia se usan con tanta frecuencia, porque sí y porque no, que cuando se marcha por algo importante ya no tiene tanta fuerza.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario